Atracciones

Animal Kingdom, mucho más que un parque

Animal Kingdom fue posiblemente fue la mayor sorpresa que nos encontramos en Disneyworld. Cuando piensas en un viaje a cualquier parque temático del mundo lo primero que se te viene a la cabeza es Magic Kingdom como referencia de lo que debe ser un lugar mágico. Sin embargo, tenemos que decir que precisamente fue Magic Kingdom las mayor decepción de todo el complejo de Celebration, pero eso ya para otro post.

La primera vez que vas a entrar en Animal Kingdom tienes el amor odio de creer que va a ser algo más interesante que un zoo, pero un zoo al fin y al cabo. Nada más lejos de la realidad. Primero, porque desde el momento en el que pisas el parque te das cuenta de que estás viajando por todo el mundo gracias al extremo cuidado y ambientación con el que han creado las diferentes áreas con las que cuenta.

Asia, África, Dinoland USA, Rafiki’s Planet Watch, Discovery Island y Oasis, cada una de ellas, ofrece mil y un detalles.

Pero primero echad un pequeño vistazo a las imágenes que os hemos preparado de nuestro último viaje a Orlando, para que entréis en situación.

Bueno, después de ver estas imágenes seguro que habéis viajado con la mente por mil y un lugares. Pues bien, estar allí es tremendamente divertido, porque además posee probablemente varias de las mejores atracciones de todo Disneyworld: Expedition: Everest, Kali River Rapids o Primeval Whirl, por ejemplo.

La primera de ellas es una montaña rusa especial. La experiencia comienza desde el mismo momento de visitar la atracción y su cola, que nos transportará a lo más lejano del Himalaya como parte de una expedición que debe investigar qué le sucedió a la anterior en el Everest. Solo podemos decir que nos pareció espectacular todo el recorrido, los sonidos, el atrezzo y la atmósfera que se vive, pero sobre todo la sorpresa de ser lanzado hacia atrás y comenzar una carrera increíble por nuestra vida. De lo mejorcito de todo Disney.

Kali River Rapids son unos rápidos tal y como los conocemos, pero tienen dos elementos que nos encantaron. El primero de ellos, el recorrido, cuidado hasta el detalle. Y segundo, lo terriblemente empezapado que sales de ellos en las diferentes caídas por las que tienes que pasar.

Por último, dentro de este mini top de atracciones de Animal Kingdom, no podíamos dejarnos Primeval Whirl. No sabemos si la copiaron del miniparque de atracciones de Yokohama, o si fue al revés, el caso es que lo que parece un juego de niños (montaña rusa sin velocidad, ni altura ni grandes caídas) resultó ser una de las experiencias más divertidas y “aterradoras” del parque. Si queréis saberlo y vais a visitarla, acercaros y mirad como ríen y gritan sus ocupantes a partes iguales.

Mención especial también para Kilimanjaro Safari, que al margen de controversia con los grupos ecologistas, lo cierto es que es una pasada. De verdad merece la pena hacer la cola que haga falta para sentirte en un “verdadero” safari.

Y sobre todo, merece la pena pasear. Andar por todo el parque es una verdadera gozada. Ver animales por todas partes (de verdad, por todas partes), disfrutar de las localizaciones… A todas luces recomendable.

Previous post

Mapas de los Resorts de Disneyworld Orlando

Next post

T-Rex, comer hasta reventar

animalkingdom

animalkingdom