Florida

¿Qué hacer en Miami? Las claves de una ciudad mágica

Todos hemos oído hablar de Miami. El calor, las playas, el lujo, los restaurantes… Esta ciudad de Florida puede definirse como uno de los puntos turísticos más importantes del mundo. Un destino recomendable para todo tipo de visitante que busque disfrutar de unas vacaciones inolvidables. El paraíso vacacional por antonomasia te está esperando con los brazos abiertos con una sinfín de actividades entre las que poder encontrar todo lo que encuentras. Definida como una de las ciudades con más famosos por metro cuadrado, Miami tiene algo que la hace diferente al resto. El aire latino, el ambiente fiestero, el glamour de sus calles... Miami es una ciudad modelo que puede enmarcarse como uno de los mejores destinos vacacionales del mundo. Por eso hemos querido acercarnos un poco más a la conocida como “ciudad mágica” para realizar una lista con las mejores cosas que hacer en Miami ¡No te lo pierdas!

Playas

Miami

Miami Beach

La mayoría de turistas que viajan a Miami van en busca del mejor turismo de sol y playa que podrán encontrar en todo el territorio americano. Un destino en el que destaca la conocida South Beach (Miami Beach) como buque insignia de los litorales. Todos hemos visto alguna vez esta playa en series, películas e incluso en el propio telediario y no me digas que no te han dado ganas de pasear por sus orillas. Un lugar en el que las aguas cristalinas y la arena blanca son las auténticas protagonistas y en la que las aguas del Océano Atlántico otorgan el baño que se merecen tanto turistas como habitantes. Sin olvidarnos de algunas otras como la playa de Bill Baggs donde se encuentra el famoso faro del Cabo de Florida, la playa nudista de Haulover y la popular Crandon Park. 

Little Havana

Miami

Little Havana

No puedes irte de Miami sin visitar uno de los barrios más famosos de todo el mundo. Estamos hablando de Little Havana, un destino situado en el que destaca la famosa Calle Ocho de Miami y en el que poder disfrutar del ambiente cubano en todo su esplendor. Gastronomía a raudales, arte por todas las esquinas y música, muchas música pueden definirse como los rasgos más destacados de Little Habana. Apetecible ¿verdad? Las réplicas de tiendas y restaurantes cubanos son de tal calidad que hasta los propios inmigrantes comentan que son mejores que los de la mismísima Cuba. Sin duda, un lugar mágico en el que poder tomar un café mientras disfrutas de la mejor música en directo. El contraste perfecto.

Zoológico de Miami

Miami

Zoológico de Miami

Los más pequeños tienen una cita fundamental con el Zoológico de Miami. Un destino en el que poder encontrar más de 500 especies de animales en una muestra perfecta de heterogeneidad. El recinto se conforma en torno a una espesa vegetación de más de 130.000 hectáreas que suelen recorrerse gracias a un monorriel perfectamente adecuado. El precio de la entrada ronda los 16 dólares pero pueden encontrarse numerosos descuentos a través de la página web.

Distrito Art Deco

Miami

Distrito Art Deco

En Miami la cultura rebosa por cada una de las esquinas pero si existe un lugar en el que poder encontrar todo lo relacionado con el mundo del arte ese es el distrito Art Deco. Una zona en la que las galerías de arte son las protagonistas y donde todo tipo de arquitectos, diseñadores gráficos, interioristas y pintores muestran su capacidad para hacer arte.  

Downtown Miami

Miami

Downtown Miami

Nunca viene mal una visita rápido por el centro de ciudades importantes. Un espacio inundado de grandes rascacielos a los que merece la pena subir para poder disfrutar de las famosas vistas de la bahía. Cabe destacar la Freedom Tower y el American Ailines Arena (sede del equipo Miami Heat) como puntos destacados de una zona centro espectacular. Eso sí, no olvides la cartera porque el shopping en esta zona es casi obligatorio.

 

Previous post

Cabo Cañaveral, un viaje de ida y vuelta al espacio

Next post

Viajar a Disney World en febrero: precios, afluencia y clima

Gonzalo Mendo

Gonzalo Mendo

Colaborador en Gaming Busters. Me gusta escribir sobre todo a lo que poder sacarle esa parte imaginativa que tanto gusta.