Atracciones

Dumbo the flying elephant: Surca los cielos de Magic Kingdom con Dumbo

Dumbo, ese pequeño elefante de orejas grandes con más inocencia que carácter. Uno de los personajes Disney más queridos por los niños que se convierte en tiene un rasgo particular: unas enormes orejas. Un aspecto que en principio le genera burlas y ciertas dosis de vergüenza pero que posteriormente se convierte en todo un don, ya que le permite volar junto a sus amigos los cuervos. Aunque cabe destacar que ellos “nunca esperaban ver a un elefante volar”. Pues bien, ahora imagínate que eres el Ratón Timothy y estás surcando los cielos subido encima de un elefante volador. La compañía de los cuervos y su larga experiencia te guía por un viaje trepidante sobre Storybook Circus con la misión de salvar a la madre de Dumbo de la represión del circo en el que se encuentra. Ahora deja de imaginarlo y dirígete sin rodeos hasta esta atracción de Magic Kingdom: Dumbo the flying elephant. 

Una atracción de altos vuelos

Dumbo the flying elephant

Revive las partes más destacadas de la famosa película de 1941

Volar siempre ha sido uno de los dones que siempre hemos envidiado de las aves. Una experiencia que ahora puedes sentir en tus carnes gracias a Dumbo the flying elephant, una atracción ubicada en Magic Kingdom en la que Disney te invita a acompañar al famoso elefante en una travesía única e inimitable por las tramas de la película. La habilidad de volar es nueva para un Dumbo que se muestra algo asustadizo así que no olvides agarrarte bien a la vagoneta porque será un viaje “movidito”.

El recibimiento de la atracción corre de cargo de Timothy Q. Mouse desde un enorme arco de entrada. Un personaje que guiará tus pasos hacia el vagón con la ayuda de su famosa pluma mágica y las magníficas dotes dialécticas de las que presume en la película. Una vez sentado y asegurado en el compartimento, una entretenida melodía carnavalesca comienza a sonar al mismo tiempo que Dumbo despega del suelo en busca de un vuelo más que divertido.

El protagonista eres tú

Dumbo the flying elephant

Una atracción en la que el pasajero tiene el control

Uno de los aspecto más destacados de esta atracción es que el verdadero protagonista de la misma es el propio pasajero. Dentro de la vagoneta existe una especia de palanca con la que se permite a los pasajeros subir o bajar a su antojo la altura del compartimento. Se recomienda intentar subir hasta el máximo de altura con la finalidad de contemplar las hermosas vistas de Disneyland, un parque que quedará rendido a tus pies. Sin olvidarnos de la nueva incorporación del Dumbo the flying elephant: los elefantes pueden girar en dirección opuesta al mismo tiempo que vuelan por el cielo. Es decir, si te toca uno de los vagones más modernos puede que no veas muy bien a donde te dirijas, ya que estarás completamente de espaldas al vacío. Una sensación diferente que aumenta en grandes cantidades los niveles de adrenalina y que solo se recomienda a los más atrevidos.

Diversión antes del viaje

Dumbo the flying elephant

Visita el jardín de la diversión antes de montar en la atracción

Antes de acceder a los vagones puedes seguir en compañía de Timothy en una zona especialmente creada para la diversión de los más pequeños. Cabe destacar que al entrar a la atracción, los empleados te darán un pase virtual que te avisará de cual es tu puesto en la fila y como va avanzando la misma. Un utilitario recurso que permite a los visitantes disfrutar de la zona de juegos que incorpora el recinto. Un lugar en el que los toboganes, las redes de escalada, y los talleres de pintura de Dumbo destacan como los rasgos más destacados de una atracción diferente. Sin duda, el lugar perfecto para que los niños se entretengan mientras los más mayores se relajan en una zona acondicionada justo enfrente del pequeño parque.

Previous post

Pasa una noche de cuento en la suite de Cenicienta

Next post

Explora los confines de la fiebre del oro en Big Thunder Mountain Railroad

Gonzalo Mendo

Gonzalo Mendo

Colaborador en Gaming Busters. Me gusta escribir sobre todo a lo que poder sacarle esa parte imaginativa que tanto gusta.