Atracciones

Space Mountain, un viaje por la galaxia de Magic Kingdom

Probablemente estéis acostumbrados a las montañas rusas al aire libre en el que todo pasa rápidamente por vuestros ojos. Pero en Disney World una de las atracciones principales y más veteranas no se disfruta a plena luz del día, sino que Space Mountain Orlando nos ofrece un viaje galáctico por el parque Magic Kingdom dentro de Tomorrowland en el reino de la oscuridad.

Space Mountain Orlando: aventura galáctica

La atracción permite viajar por una estación espacial llena de luces de neón que dan color a la más absoluta oscuridad. Si te decides a visitar Space Mountain en tu viaje al parque temático, una de las más clásicas y recomendadas, conocerás una constelación de estaciones de entrenamientos para astronautas que dan luz durante todo el viaje.

Con casi 55 metros de altura, y abordo de un cohete espacial, la ruta por el espacio de la atracción se realiza a través de un túnel de luces parpadeantes y permite conocer los misteriosos sonidos procedentes del espacio, totalmente diferentes a los que estamos acostumbrados. El vacío está lleno de música y sonido. La experiencia es, por supuesto, totalmente recomendable.

La velocidad máxima que alcanza Space Mountain es de 45 kilómetros por hora. Es evidente que no se encuentra entre las más veloces, pero lo que busca es hacer sentir a los viajeros una experiencia lo más parecida a la que vive un astronauta en un crucero espacial: esferas de luz, cometas brillantes, meteoritos,… Incluso el cohete entrará dentro de un agujero de gusano.

Los marcianitos de Space Mountain

La cola, como seguro que adivináis, es una de las más largas de todo el parque. Disney, para paliar los ánimos de los visitantes, convierte las esperas en todo un homenaje a los recreativos y videojuegos de los ochenta, con toda una colección de entretenimiento basado en los típicos arcades de marcianitos (Galaga, Asteroids, etc.). Los viajeros tienen la oportunidad de demostrar su pericia en el control de situaciones límite espaciales. El límite de jugadores simultáneos asciende a 86 y su duración es de, más o menos, minuto y medio.

Las pruebas para los viajeros incluyen:

  • Destruir asteroides
  • Despejar una pista abarrotada
  • Mover carga de una ubicación a otra

La idea de este homenaje (no tan) improvisado a los shooters de los ochenta es rebajar la, a veces, tensa cola de espera para montar en la atracción principal. Con estas experiencias cercanas a los videojuegos, Space Mountain tiene entretenidos a los visitantes mientras esperan para viajar por primera vez al espacio exterior y conocer todas las sorpresas que depara el recorrido principal de la atracción.

Con la firma de la NASA

Space Mountain realizó su primer viaje en enero de 1975 dentro de las instalaciones del parque temático Magic Kingdom, aunque su concepción es anterior. Corría la década de los sesenta cuando a Walt Disney se le ocurrió la idea de construir una atracción que hiciera sentir a los visitantes la experiencia de un astronauta. Sin embargo, por aquel entonces los avances tecnológicos no permitieron su construcción y hubo que esperar a el año 1975.

El astronauta Gordon Cooper, tripulante de naves como Mercury 9 y Gemini 5, fue uno de los consultores destacados de la atracción, toda una eminencia en la carrera espacial. Su aporte a la atracción fue más que valioso. La información aportada por Cooper, procedente de las primeras misiones espaciales de la NASA, sirvió para que Space Mountain Orlando mostrara a los viajeros lo que vieron los primeros hombres al abandonar el planeta.

Durante los muchos años que han pasado desde entonces, la atracción se ha convertido en una de las más populares sin lugar a dudas, y su popularidad ha saltado entre resorts. Cada país donde existe un parque de Disney hay un Space Mountain esperando a ser reconocido por nuevos astronautas.

Quizá se haya quedado en un segundo planto en la actualidad con respecto a otras montañas rusas más altas o más rápidas, pero el aliciente de ser una atracción cerrada y llena de luz y de color es bastante atractivo.

Características principales

  • Altura: 55 metros aproximadamente
  • Velocidad máxima: 45 km/h
  • Altura mínima para montar: 112 cm
  • Fast Pass: Sí
  • Accesibilidad: la atracción está permitida para personas con movimiento reducido. Para ello tendrán que desplazarse en silla de ruedas al inicio y subir al vehículo. La silla no puede entrar dentro del habitáculo.
  • Los niños menores de 7 años tienen que estar acompañados obligatoriamente por una persona de 14 años o más.
Previous post

The World of Avatar: Disney prepara el viaje soñado por Pandora

Next post

Test Track: construye tu propio Chevrolet y llévalo al límite

Victor Ayora

Victor Ayora