Atracciones

Las mejores vistas de Disney World están en Astro Orbiter

Desde que Armstrong pisara la Luna todo lo extraterrestre disparó los deseos de la humanidad. Millones de personas soñando con sentir la gravedad cero, alejarse de la Tierra… Por desgracia, los viajes al espacio exterior no se han investigado demasiado, pero hay otras opciones. No verás las estrellas, pero sí Tomorrowland desde Astro Orbiter, en Magic Kingdom.

Subidas y giros en Astro Orbiter

De nueve de la mañana a diez de la noche las familias visitantes de Disney Orlando podrán adentrarse en una nueva aventura que te eleva hasta lo más alto del parque. Al estilo de Astro Jets, la antigua atracción. Es de baja intensidad, por lo que los adultos suelen considerarla aburrida. Pero lo mejor llega cuando tu particular nave espacial sube como la espuma. Para eso, tendrás que haber ascendido hasta tu plataforma. Que comience el vuelo.

En tu nave podrán ir dos pasajeros, eso sí, sin temor a las alturas. El plato fuerte de la atracción. Lo siguiente será únicamente agarrarte muy, muy fuerte porque no solo se trata de subir, sino también de girar esquivando los planetas. A tus pies se encontrará Tomorrowland, que te regalará todas sus vistas y sus sonidos. Un rumor lejano desde tu posición privilegiada.

Especialmente para ellos

No todo es dejarse llevar. Como piloto al mando, podrás controlar la altura y los giros con una palanca que te ayudará a sentirte más poderoso surcando el espacio exterior. Está catalogado como un “paseo lento con giros” en la página oficial de Disney Orlando, así que no esperes emociones fuertes. En Astro Orbiter los protagonistas son, especialmente, los niños. Para los adultos arriesgados Magic Kingdom tiene otras opciones.

Astro Orbiter

Capitán de tu propia nave con todo a tu disposición

Unas alternativas que te recomendamos visitar antes, teniendo en cuenta las largas esperas de esta atracción. Y sin FastPass. Calculando que cada turno cuenta con 24 pasajeros, un número bastante bajo, puedes sentir que la cola es interminable. Revisa la fila, no le pierdas el ojo y cuando veas un momento bajo, súmate a la espera. Es una atracción sencilla y ligera, pero, como hemos dicho al principio, solo las vistas ya merecen darle una oportunidad.

Y es que 24 metros es una altura nada desdeñable. Aquí va nuestro consejo particular: el atardecer es el mejor momento del día para sumarte a la aventura de pilotar tu propio transbordador. O, si no te da miedo la oscuridad, por la noche. Verás la imponente iluminación de Tomorrowland y sentirás que has conquistado el Mundo.

Previous post

Viaja al origen de la leyenda en Walt Disney: One Man's Dream

Next post

Vuelve a sentirte “bajo del mar” en Under The Sea - Journey of the Little Mermaid

Gonzalo Mendo

Gonzalo Mendo

Colaborador en Gaming Busters. Me gusta escribir sobre todo a lo que poder sacarle esa parte imaginativa que tanto gusta.